Accidentes Domésticos

El accidente se define, según la Organización Mundial de la Salud, como un acontecimiento fortuito, independientemente de la voluntad humana, provocado por una fuerza exterior que actúa rápidamente y que se manifiesta por la aparición de lesiones orgánicas o trastornos mentales.

Y, dentro de este los lugares de mayor riesgo, por orden de importancia, son: la cocina, el baño, el resto de la casa y el jardín. Cerca de dos millones de accidentes se producen anualmente en los hogares y muchos de ellos pueden evitarse o, al menos, reducir su daño; ya que suelen ser el resultado de una falta de previsión.

Las causas de los accidentes domésticos suelen ser:

  • Las caídas suelen deberse a pavimentos sucios (grasas, aceites), suelos resbaladizos, al tratar de alcanzar objetos a otra altura de forma inadecuada (con una silla, por ejemplo, en lugar de una escalera). 
  • Las intoxicaciones suelen tener su origen, fundamentalmente, en los productos de limpieza y al poco cuidado al guardar los medicamentos.
  • Las quemaduras suelen estar ocasionadas por el contacto o la proyección de objetos y/o líquidos a temperaturas elevadas. 
  • La electrocución puede ocasionarse cuando se toque de forma directa los elementos eléctricos que están en tensión, sin los elementos de protección necesarios (diferenciales o tomas de descarga a tierra). 
  • Los golpes se suelen producir generalmente con objetos fijos, como por ejemplo, muebles, puertas y ventanas.


Ayudamedica
×

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?